buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Opinión

Con permiso
El Mundo, 19 de enero
Arcadi Espada

"Sopa con ondas"

«[…] La reacción de las compañías es lógica: ven peligrar parte de su negocio, porque, hablando en jíbaro, las dos leyes tienen como objetivo el estrangulamiento financiero de las webs que comercian ilegalmente con la propiedad intelectual. La legislación parece decidida, al fin, a actuar contra el dinero, una vez que la lucha contra las segregaciones morales de la piratería haya fracasado. En especial en las provincias subalternas: ayer mismo los dos jóvenes mangantes que llevaban una exitosa empresa de piratería audiovisual anunciaban bajo el respetuoso palio de los periódicos españoles (¡celebrantes de su genio empresarial!) la retirada a otras actividades aún indeterminadas, pero inexorablemente propias de su condición».

19 de enero de 2012

«El apagón, en cualquier caso, fue un doloroso trasunto y una nueva lección para las industrias de contenidos. El trasunto del imposible apagón, ciertamente nuclear, que se produciría si la inteligencia pirateada en forma de libros, música o cine desapareciera como por ensalmo de la Red y situara a esos frágiles colosos en su lugar: el de unos camioneros, algo verbosos y chulescos, sin nada que transportar. Y del trasunto metafísico, la lección concreta. Google, Facebook, Wikipedia son capaces de ponerse de acuerdo para un día de oscuridad. Sin embargo, y después de más de una década de apropiación de sus contenidos, aún no ha llegado el día en que los medios hayan enseñado a internet lo que serían las búsquedas, la conversación y las enciclopedias si la producción de los periódicos no fuera infinitamente replicada en cada uno de los planetas del universo digital.

La inteligencia de la conducta periodística queda reflejada en la evidencia de que los medios empiezan a hablar masivamente de la SOPA sólo el día en que los enemigos (de la SOPA y de los periódicos) llaman a combatirla. Recuerdos del viejo Umberto Eco. Que no entendía que los periódicos pudieran dar noticias de televisión, porque eso era como si un camión de mudanzas llevara escrito en la chapa el nombre de su compe-tidor principal. Entonces los periódicos publicitaban la televisión y la televisión se hacía poniendo filminas a lo que explicaban los periódicos. Sin pagar, claro. Antes y ahora la vanidad que trae ¡el eco! ha bastado».

Comentar