buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Noticias

La acusación detalla el funcionamiento del sitio creado por el alemán Kim Schmitz

El FBI cierra Megaupload y detiene a su fundador

EL FBI cerró ayer el sitio de alojamiento de archivos Megaupload y detuvo en Nueva Zelanda a su fundador, el alemán Kim Schmitz, y a tres de sus principales colaboradores. El Departamento de Justicia de EEUU acusa a siete de los responsables de la compañía (otros tres están en paradero desconocido y siguen en busca y captura) de crimen organizado y asegura que son “responsables” de “piratería masiva en todo el mundo de diferentes tipos de obras protegidas por derechos de propiedad intelectual”. Además, en la nota hecha pública se asegura que estas páginas han generado más de 175 millones de dólares en actividades delictivas y que han causado “más de 500 millones de dólares en daños a los propietarios de las obras protegidas”.

20 de enero de 2012

El FBI cerró este jueves el sitio de alojamiento de archivos Megaupload.com y arrestó a cuatro de sus ejecutivos, incluyendo a su fundador Kim Schmitz. Se les acusa de infracción de derechos de autor y de crimen organizado. Estos son los principales hechos descritos por las autoridades estadounidenses en la acusación:

Megaupload fue organizada inicialmente en Virginia utilizando un proveedor de alojamiento web llamado Carpatia Hosting. Carpatia alquiló más de 1.000 servidores a Megaupload, que utilizaba un total de 25 petabytes de almacenamiento. El sitio web tuvo su segundo gran centro de datos en los Países Bajos, donde la empresa Leaseweb le alquiló cerca de 700 servidores más.

Los usuarios de Megaupload, que emplea a 30 personas en 9 países diferentes, pagaron más de 110 millones de dólares a la empresa a través de PayPal. El FBI y otras autoridades extranjeras han intervenido cerca de 60 cuentas bancarias así como varias cuentas de PayPal. En Nueva Zelanda, además de detener a Kim Scmitz y a tres de sus principales colaboradores (los otros tres acusados están en paradero desconocido y siguen en busca y captura) el FBI decomisó alrededor de 30 automóviles y motocicletas, incluyendo una serie de Mercedes-Benz con placas de matrícula tales como GOD, STONED, GUILTY o MAFIA.

El fundador de Megaupload, el alemán Kim Schmitz, posee el 68% de Megaupload (incluyendo su sitio de alojamiento de imágenes Megapix.com y el sitio afiliado Megaclick.com) así como el 100% de Megavideo.com, Megaporn.com y Megapay.com. Ganó 42 millones de dólares en 2010.

Mathias Ortmann, también alemán, colaborador de Schmitz desde hace años y otro de los detenidos el jueves, posee el 25% del imperio “mega”. Cofundador de Megaupload, era el director tecnológico de la compañía. Ortmann ganó 5 millones de dólares en 2010.

El equipo de Megaupload puso en marcha su sitio de alojamiento Megavideo copiando vídeos de YouTube. En la acusación se citan correos electrónicos internos en los que se dice: “¿Tenemos un servidor disponible para continuar la descarga de los vídeos de Youtube? … Kim acaba de mencionar de nuevo que esto es realmente prioritario”. Otro mensaje dice: “Kim realmente quiere copiar todos los vídeos de Youtube uno a uno”. Otros correos electrónicos muestran cómo los ejecutivos de Megaupload discuten recompensas en efectivo para uploaders (usuarios que suben contenido al sitio) que hayan proporcionado DVDs específicos y otras obras musicales o audiovisuales protegidas por derechos de autor. Los correos electrónicos intervenidos por el FBI muestran además cómo algunos de esos ejecutivos utilizaron su propio servicio para descargar copias de Los Soprano y varios álbumes de música. Uno de los programadores de Megaupload está acusado de haber subido varios DVD.

La acusación incluye incluso los registros de chat, con conversaciones entre los ejecutivos de la compañía que incluyen frases como esta: “Tenemos un negocio divertido. . . somos piratas en tiempos modernos :)”.

Algunos de los correos electrónicos muestran que Megaupload seguía una política interesante cuando llegaban peticiones para eliminar contenidos protegidos subidos ilegalmente. Cuando la Warner requirió al sitio para eliminar una serie archivos, Ortmann, mano derecha de Schmitz y CTO (Chief Technological Officer) de la compañía, escribió en un correo electrónico interno: “Deberíamos cumplir con su petición, con los actuales niveles de crecimiento podemos darnos el lujo de colaborar”.

Comentar