buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Noticias

"Exige mucha conversación", dice Wert

El Gobierno se toma con calma la nueva Ley de Propiedad Intelectual

El diario El Mundo publica este domingo una entrevista al ministro de Educación, Cultura y Deporte José Ignacio Wert. Preguntado respecto a los plazos de la nueva Ley de Propiedad Intelectual, el ministro responde: «Lo que sucede es que éste es un tema tan importante, pues es una precondición del progreso de las industrias culturales, que no me quiero comprometer a traerla en este periodo de sesiones, pues es una norma que exige mucha conversación con todos los sectores implicados. Eso no quiere decir que estemos pensando en tramitarla al final de la legislatura ni aplazarla sine die».

5 de febrero de 2012

[…]

P.- Tendrá al menos algún principio rector…

R.- Lo que lleva a plantear una revisión generalizada de la Ley de Propiedad Intelectual, que no es una ley vieja, es el hecho de que el entorno digital se haya convertido en el entorno preferente de consumo cultural, lo cual ha cambiado todas las reglas del juego. El principio rector de esta nueva ley es conseguir que esta transición digital no se lleve por delante el valor de la creación cultural. Escribí hace algo más de un año un artículo muy citado en el que decía que, como los creadores no son ángeles ni funcionarios, si no somos capaces de proteger el trabajo creativo a través de una garantía de la propiedad intelectual, estos creadores dejarán de crear para empezar a trabajar en una correduría de seguros, por ejemplo.

P.- Parece como si el usuario no fuese nunca el culpable.

R.-Resulta muy complicado perseguir a todos los usuarios. Buscar que la acción sancionadora recaiga sobre quien hace posible que el usuario defraude es una cuestión instrumental y de economía: es más fácil perseguir al perista que al que compra.

P.- O sea, que no se plantea perseguir al usuario.

R.-No. El planteamiento que está en el desarrollo de la Disposición Transitoria 43ª de la Ley de Economía Sostenible está dirigido exclusivamente a las webs de descargas y a las de enlaces. Ahora bien, hay que reconocer que la operación Megaupload ha producido un barrido espectacular y para cuando tengamos el desarrollo del decreto del 30 de diciembre, que será en un par de semanas, el panorama estará bastante más aclarado. Pero hay que ser muy consciente de que la tecnología revoluciona todo, incluidos los modos de infringir los cortafuegos jurídicos que se van poniendo.

P.- ¿Y el intercambio por P2P?

R.-Si es estrictamente P2P, no está comprendido en el ámbito de la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual. Pero a veces se presentan como P2P cosas que llevan enlaces, etcétera. Aun así, me gustaría plantearlo en positivo y decir que no queremos perseguir lo ilegal y quedarnos ahí. Queremos fomentar una cultura de descarga legal y estimular a las industrias culturales a que encuentren un modelo de negocio en el que la protección a los derechos de propiedad intelectual sea compatible con algo que el consumidor se ha acostumbrado a considerar un derecho, y problablemente sea así, que es lo que en inglés se llama convenience. Es decir, que sea cómodo y que esté puesto en precio. Que funcionen modelos como Netflix y Spotify así lo demuestra.

P.- ¿Qué les diría a quienes defienden que la Ley Sinde deja abierta una puerta a la censura en internet?

R.-Soy bastante razonable y me gusta escuchar todo tipo de argumentos. Pero si hay algo que me irrita en esta discusión es que se utilice la libertad de expresión y la censura, porque es sacar los pies del tiesto. Esa teoría que dice que, a diferencia de la propiedad física (donde la división merma el producto) en la intelectual se multiplica, me parece un argumento de una calidad lógica francamente mejorable, por no entrar en la calidad moral. Pero claro que confío en que se pueda hablar con la gente y desacostumbrarla a hábitos adquiridos. Ahora seréis los más listos de la clase, les podría decir, pero es que dentro de 10 años, si seguimos así, no habrá clase en la que ser los más listos. Es algo que la gente puede comprender, incluso los jóvenes más yonkizados.

P.- ¿Seguirán sin rendir cuentas sobre este tema las operadoras de telefonía?

R.-Ahí, competencias cero. Todo lo que tiene que ver con los carriers es un tema de Industria.

[Fragmento de la entrevista publicada en las páginas 47, 48, 49 y 50 del diario El Mundo el domingo 5 de febrero de 2012]

Comentar