buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Noticias

Debate en el último Midem de Cannes

Axel Dauchez (Deezer): "Google es un cáncer para la industria musical"

El CEO del servicio musical Deezer, Axel Dauchez, cargó este fin de semana contra el popular buscador, al que acusa de practicar competencia desleal, durante un debate en la feria profesional de la industria musical Midem que se celebra anualmente en Cannes. Paul McGuinness, representante de U2 y PJ Harvey entre otros, insistió en la denuncia que hizo el pasado año en el mismo foro: Google está ganando mucho dinero dirigiendo a la gente a los sitios de piratería. El comisario Barnier, moderador del debate, además de cuestionarse si es tolerable que la publicidad de marcas conocidas financie a esos sitios, lanzó un aviso a navegantes: «Actualizar el sistema de derechos de autor para que sea eficaz en la era digital no hará olvidar el firme compromiso de luchar contra la piratería».

28 de enero de 2013

El Mercado internacional del disco y la edición digital (Midem), la feria profesional del sector de la música que se celebra cada año en la ciudad francesa de Cannes, incluyó en su programa de este año un debate entre destacados representantes de la industria musical sobre la situación de los derechos de autor y las licencias musicales en Europa.

El debate, en el que participaron entre otros el representante de U2 y PJ Harvey, Paul McGuinees, el CEO del servicio de música Deezer, Axel Dauchez, o la compositora y periodista de The Guardian Helienne Lindvall, fue moderado por el comisario de Mercado Interior y Servicios de la Comisión Europea, Michel Barnier.

Barnier incluyó en su intervención inicial un toque de atención sobre los aspectos a mejorar: “Los europeos se frustran a menudo por no poder acceder online legalmente a todos los contenidos que se ofrecen en otros Estados miembros, a pesar de que están dispuestos a pagar por ello”.

“La disponibilidad de algunos de los proveedores de música online más populares es todavía muy desigual entre los Estados miembros. ¿Cómo puede ser, por ejemplo, que algunos de ellos no estén disponibles en Italia o Polonia? ¿O que sólo tres de los 20 operadores más populares puedan ser accesibles desde algunos Estados miembros?”, se preguntó el comisario europeo, quien apostó por estudiar la forma de garantizar el acceso de todos los europeos por igual a servicios y contenidos digitales legales, independientemente del territorio, coordinando las distintas leyes reguladoras sobre patentes y derechos de autor.

Pero Barnier también se ganó el caluroso aplauso del auditorio haciendo hincapié en que actualizar el sistema de derechos de autor para que sea eficaz en la era digital no hará olvidar el firme compromiso de luchar contra la piratería. «El copyright es un factor esencial en el proceso creativo, y un derecho que no puede ser respetado es de poca utilidad», dijo. Y se refirió específicamente a los sitios de piratería financiados por publicidad, a menudo de marcas conocidas: «¿Es tolerable que los ingresos publicitarios sean engullidos por un prestador de servicios que fomenta el intercambio ilegal de archivos de música?».

La compositora y periodista Helienne Lindvall destacó, refiriéndose a Spotify y otros servicios similares, la necesidad de «hacer que puedan prosperar haciendo algo contra los servicios ilegales: no se puede tener un mercado saludable si usted tiene una parte de ese mercado que no es saludable y libre”. “No importa cuántos ni cuán grandes sean los servicios autorizados de música online si no hacemos nada sobre el otro lado”, concluyó.

El manager de U2 y PJ Harvey, Paul McGuinness, señaló la importancia del crecimiento de servicios como Spotify o Deezer, pero advirtió: “Por ahora, incluso para los artistas muy grandes, los ingresos que provienen de esos servicios son bastante triviales. Se podría decir que son principalmente un medio de promoción”.

Google en el punto de mira
Pero la parte más jugosa de la sesión fue cuando la conversación giró en torno a Google y esa relación de amor y odio que mantiene con la industria de la música y los creadores debido a las características de su negocio. “Yo no quiero participar en un linchamiento a Google, pero hay una sensación de malestar en las industrias creativas de toda Europa, de todo el mundo acerca de Google», dijo McGuinness, refiriéndose a las promesas nunca cumplidas del todo de retirar los sitios de piratería de los resultados de su motor de búsqueda.

McGuinnes afirmó desconfiar de la intervención de los políticos, temerosos de aplicar medidas por el riesgo a resultar «impopulares», porque ya denunció el pasado año en este mismo foro esa forma de funcionar de Google basada en prometer, para calmar los ánimos que aquellos a los que perjudica, mejoras que nunca concreta.

«Google ha estado haciendo ruidos alentadores sobre la restricción de sitios ilegales o direcciones de sitios ilegales para obtener música en su ranking de resultados de búsquedas. Los ruidos son muy alentadores, pero me gustaría ver alguna acción. Es tan simple como eso».

Y continuó McGuiness: «Google ha aportado mucho a la civilización en términos de la difusión del conocimiento y la información al mundo. Sé que son ingeniosos, todos sabemos que son ingeniosos. Pero ellos están ganando mucho dinero dirigiendo a la gente a los sitios de piratería. Me gustaría que se aplicasen a sí mismos su ingenio extraordinario respecto a las microtransacciones que se producen cada vez que alguien escucha una pieza de música por internet. Pueden hacerlo. Pero no lo hacen, y hay una sensación de malestar porque realmente no están haciendo todo lo que podrían. Y me gustaría que se dieran prisa en subir un nivel».

También el CEO de Deezer, Axel Dauchez, cargó contra Google, en este caso poniendo el acento en la competencia desleal que practica el buscador contra los servicios europeos de música digital. Dauchez describió a Google como “un cáncer para la industria”. “Lo que yo creo –añadió- es que la palabra clave es discriminación. ¿Soy un competidor de YouTube? ¿Debo tener las mismas ofertas de YouTube? Por supuesto que sí. Pero, ¿cuando estoy discutiendo con las entidades de gestión colectiva y con los editores puedo decirles ‘dadme las ofertas que tiene YouTube’? Por supuesto que no».

Dauchez dijo que la competencia desleal de Google y Apple en particular pone en riesgo el crecimiento de las empresas europeas. “Esto va a matar la innovación, va a matar a los jugadores locales. Estamos ya bajo una presión enorme por la discriminación del IVA y por el tamaño de nuestro mercado en comparación con el de EE.UU. Tenemos que ser protegidos contra la discriminación por derechos de autor».

Comentar