buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Noticias

Deberá pagar a los medios por mostrar sus noticias si no han dado autorización

La nueva ley alemana obliga a cambiar el “opt out” por el “opt in” en Google News

Google deberá, obligado por la nueva ley alemana que protege la propiedad intelectual de los creadores y editores de contenidos periodísticos, excluir de Google News a todos los medios que no den su autorización para que muestre titulares y pequeños fragmentos de las informaciones que producen. La nueva normativa fuerza a Google a modificar un aspecto clave en Google News: de que las noticias aparezcan por defecto si no se dice lo contrario (opt out) se pasa a que no se muestren si sus creadores no dan su consentimiento explícito (opt in), en línea con medidas internacionales de protección de la propiedad intelectual y la privacidad en internet.

24 de Junio de 2013

googlenews

La nueva ley alemana, que entra vigor el 1 de agosto, ratifica que las editoriales de prensa poseen “el derecho exclusivo” de “hacer accesibles públicamente en internet los contenidos de prensa explotados comercialmente”. Eso implica que los buscadores como Google deberán pedir una licencia para mostrar las informaciones creadas por los diarios, pedir su autorización para publicar al menos ‘snippets’ (palabra con la que se conoce a la pequeña pieza que incluye titular, un pequeño resumen y el enlace), o bien renunciar a todo ello.

Finalmente, por tanto, la regulación que aprobó el Bundestag el pasado mes de marzo es una versión menos estricta del borrador aprobado hace casi un año, y aunque obliga a buscadores como Google, Bing o Yahoo a adquirir las licencias de los editores para difundir sus informaciones completas, les permite reproducir sin licencia unas pocas líneas introductorias de los artículos. Eso sí, para ello los creadores de las informaciones deberán haber dado su consentimiento explícito.

Google cambiará el ‘opt out’ por el ‘opt in’
A partir de ahora, los editores de prensa deberán enviar una autorización escrita a la compañía aclarando si están de acuerdo en que sus contenidos sigan siendo usados por el agregador, según cuenta el directivo Gerrit Rabenstein en un blog de Google. Es decir, de que las noticias aparezcan por defecto si no se dice lo contrario (opt out) se pasa a que no se muestren si sus creadores no dan su consentimiento explícito (opt in), en línea con otras medidas internacionales de protección de la propiedad intelectual y la privacidad en internet y con procedimientos habituales en formularios de marketing online.

Rabenstein, según destaca El País, dice en el blog que “el servicio de Google News comenzó como una especie de afición para los programadores de la compañía”. Una “afición”muy lucrativa, recuerdan los editores de prensa, quienes destacan que el problema no es enlazar, sino aumentar el tráfico, y con ello los beneficios, explotando sin autorización parte de los contenidos (y en el caso de los periódicos, los más importantes de una noticia: titular y lead). Para los productores de las noticias, el conflicto se debe a un único hecho: los titulares de derechos de los contenidos son los que tienen que decir cómo y en qué condiciones se explotan.

Así, los periódicos no piden dinero a Google por “enlazar sus contenidos”, sino por utilizarlos obteniendo con ello un beneficio. Quienes critican la normativa defienden que Google News es un servicio que no incluye publicidad y que es un generador enorme de visitas para los periódicos.

Sin embargo, para muchos ese es un argumento falso, y lo cierto es que la inclusión de noticias aumenta el tráfico global de Google, lo que le permite atraer una proporción cada vez mayor de la publicidad que antes se invertía en periódicos y revistas. Así, mientras quienes producen la información ven cómo se reducen sus ingresos por publicidad y entran en crisis, el negocio de Google no para de crecer, en ocasiones gracias a que un vacío legal le permite apropiarse del trabajo ajeno sin contraprestación alguna. En el primer semestre de 2012 los ingresos por publicidad generados por Google en los EEUU superaron a los generados por toda la industria de la prensa y revistas en formato papel.

La ley ha contado con el respaldo de los partidos de la coalición que dirige la canciller federal, Angela Merkel, formada por cristianodemócratas (CDU), socialcristianos bávaros (CSU) y liberales (FDP). En nombre de los primeros, el diputado Ansgar Heveling subrayó que la cuestión a debate es “hasta que punto puede encontrarse sin regular el espacio económico de internet” y señaló que, aunque la red en un espacio de libertad, “esta tampoco puede ser unilateral”.

La oposición socialdemócrata criticó el proyecto como limitación de la libertad de información y comunicación y sus diputados señalaron que “acota de facto las funciones de rastreo de los buscadores como ayuda para el usuario”.

Por su parte, la portavoz de la Asociación Alemana de Editores de Publicaciones Periódicas (BDVZ), Anja Pasquay, defendió la ley aprobada por el Bundestag y subrayó que “es obvio que alguien que utilice comercialmente un contenido pague por ello”. “El alarmismo de Google carece de todo fundamento. Su afirmación de que buscar y encontrar informaciones en la red se verá dificultada es poco seria. El uso privado, leer, redireccionar y citar seguirán siendo posibles como hasta ahora”, aseguró.

La prensa de Brasil, satisfecha de haber abandonado Google News
“Si quieres salirte del sistema, no tienes más que decírselo a Google. Así de sencillo”, argumentan algunos críticos. Y es lo que han hecho por ejemplo los periódicos brasileños.  Pero no les ha resultado tan sencillo. Según parece, la opción del robots.txt no es siempre eficaz (hay quien sugiere que no garantiza que los buscadores lo respeten pues dicho fichero es una mera recomendación, y la utilización del fichero supone la creación de un nuevo fichero que conserva, precisamente, los datos referidos a las páginas que no deberían ser indexadas). En cualquier caso, es un hecho que una página deshabilitada puede seguir apareciendo en los resultados (Google no solo no lo niega: incluso explica el porqué).

Lógicamente, son los creadores de los contenidos los que exigen al que utiliza dichos contenidos sin autorización que deje de hacerlo o pague por ello. No son los creadores los que deben emprender acciones para no aparecer donde no han pedido aparecer y han sido incluidos sin permiso. Sobre todo si para abandonar Google News deben someterse a un proceso que no es tan sencillo como parece.

El resultado en Brasil ha sido, según afirman los propios periódicos brasileños, absolutamente satisfactorio para ellos: “Pasado un año desde que tomamos esa iniciativa consideramos que fue una decisión acertada”, declaró a la AFP Ricardo Pedreira, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Periódicos (ANJ) que en 2011 recomendó a sus 154 diarios asociados salir de Google News. “Representó una pequeña caída en el tráfico de los sitios de esos diarios, inferior al 5%, pero consideramos que es un precio muy pequeño por el gesto que hicimos”, destacó.

“Es cierto que genera tráfico”, reconoció Pedreira, pero “a nosotros no nos interesa ese lector general que da una ‘miradita’, sino el lector fiel que sabe buscar información y cree en cada marca”. La recomendación de la ANJ fue ratificada en la reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa en Sao Paulo, donde tuvo gran repercusión. Por su parte, Marcel Leonardi, director de políticas públicas de Google en Brasil, sugirió durante el debate en la asamblea de la SIP que “si el lector queda satisfecho con (las primeras líneas) es porque el material no despertó tanto su interés”.

Un año después, la asociación hizo balance de lo conseguido: sus asociados siguieron sus recomendaciones y no contemplan volver a Google News. “Google News se beneficia comercialmente de este contenido de calidad y se niega a discutir un modelo de remuneración por la producción de estos materiales”, declaró al Centro Knight para el Periodismo en las Américas el presidente de la asociación, Carlos Fernando Lindenberg Neto.

Aunque en Google Noticias en Brasil aún aparecen contenidos de diarios locales, portales como Terra o sitios de revistas, los principales diarios brasileños -O Globo, O Estado de Sao Paulo y Folha de Sao Paulo- han salido. La tendencia es intentar proteger sus contenidos a través de diversos sistemas de pago y hacerlos más atractivos con videos, imágenes y muchos otros recursos.

Campaña de Google contra la regulación
En Alemania, la aprobación de la ley estuvo precedida de una campaña de Google en la que invitaba a los usuarios a protestar contra el proyecto: “Una ley de licencias de difusión significa menos información para los ciudadanos y mayores costes para las empresas”, argumentó el gerente de Google en Alemania, Stefan Tweraser.

El diputado Peter Beyer, del grupo parlamentario cristianodemócrata, criticó duramente la campaña y calificó en palabras a los periódicos del grupo mediático WAZ en su edición de mañana de “extremadamente exagerada” la “gigantesca acción” lanzada por el consorcio. “Google tiene un inmenso poder económico y lo está utilizando para su campaña”, dijo.

Por su parte, la ministra de Justicia, la liberal Sabine Leutheusser-Schnarrenberger se mostró sorprendida en declaraciones al diario económico ‘Handelsblatt’, de que una compañía que controla el mercado trate de monopolizar la opinión pública. Y subrayó que “hay otros buscadores más allá de Google”.

Asimismo, la portavoz de la Asociación Alemana de Editores de Publicaciones Periódicas (BDVZ), Anja Pasquay, se mostró “sorprendida de que una empresa actúe de esa manera”, al tiempo que agregó que “es obvio que alguien que utilice comercialmente un contenido pague por ello”.

Un conflicto presente en varios países
Otros países europeos, como España, tienen también frentes abiertos con Google por enlazar a los periódicos. Hace dos años, la Asociación de Editores de Diarios de España (AEDE) reactivó sus protestas contra Google News. Pero el buscador siempre ha considerado que los editores deberían sentirse pagados por el simple hecho de darles visibilidad a través del motor de búsqueda y generar tráfico hacia sus cabeceras.

La Federazione Italiana Editori di Giornali (FIEG), la Association de la Presse (IPG), la Bundesverband Deutscher Zeitungsverleger e.V. (BDZV) y la Verband Deutscher Zeitschriftenverleger e.V. (VDZ) publicaron un comunicado en el que piden normativas para “definir un sistema de derechos de propiedad intelectual idóneo para apoyar en internet formas de cooperación virtuosa entre los titulares de derechos sobre contenidos editoriales y los operadores de la industria digital, en primer lugar los buscadores”.

Después de las iniciativas legales emprendidas por Alemania y Francia (donde el acuerdo alcanzado no satisface aún a todo el mundo) para exigir a Google una tasa sobre las noticias enlazadas en el buscador, los editores italianos se sumaron al pulso contra el gigante estadounidense. Las principales asociaciones de editores de periódicos de estos tres países europeos publicaron una nota conjunta que enviaron a sus respectivos parlamentos para pedir que se tutelen los derechos de autor en los buscadores en internet. Los representantes editoriales de estos países consideran que sus negocios se están viendo perjudicados por las prácticas de Google y que el gigante americano “está atentando contra sus derechos de propiedad intelectual”, enlazando a sus artículos y proporcionando un pequeño resumen de los artículos. El último país en sumarse al conflicto ha sido Portugal, hace apenas cuatro meses.

Comentar




  • Adepi informa

    • En sustitución de Magdalena Vinent

      Víctor Romano, presidente de Adepi

      El director general de Dama, Víctor Romano, ha sido elegido este lunes presidente de la Asociación para el desarrollo de la propiedad intelectual, Adepi, reemplazando en el cargo a Magdalena Vinent, exdirectora general de Cedro. Rafael Sánchez, director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Egeda, y Luis Felipe Palacios, director general de SGAE, han sido nombrados vicepresidentes.

  • Glosario

    • Autor (sujeto de los derechos de autor). Persona natural que crea alguna obra literaria, artística o científica. Son objeto de propiedad intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro. La propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación.
    • Bien inmaterial. Las obras protegidas por el derecho de autor son bienes inmateriales, pues la ley las considera independientemente del soporte material sobre el que se hayan plasmado (papel, CD, vinilo, soporte magnético, lienzo, etc.), aunque éste sea muy importante para su difusión y explotación.
    • Copia privada. El conocido como “derecho de copia privada” es en realidad, más que un derecho, la limitación al derecho exclusivo que la ley concede al autor y al propietario de contenidos a hacer copias de ellos. Permite a una persona realizar una copia del original de una obra, al que haya tenido acceso legítimamente, para uso privado sin ánimo de lucro.
    ver completo