buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Noticias

Debate en el Centro de Estudios Garrigues

Jueces flexibles, leyes sencillas y tutela efectiva, receta de expertos en propiedad intelectual para incentivar el crecimiento

Expertos en propiedad intelectual y profesionales del mundo de la cultura que se reunieron este jueves en Madrid para debatir en una jornada organizada por el Centro de Estudios Garrigues llegaron a la conclusión de que en esas materias España necesita jueces más flexibles, similares a los británicos, y leyes sencillas que se puedan cumplir. Ian Hargreaves, asesor del primer ministro británico, David Cameron, en materia de propiedad intelectual y profesor universitario; la consejera delegada de Random House Mondadori, Nuria Cabutí; el CEO de BRB Internacional y presidente de Diboos, Carlos Biern; y el escritor Antonio Muñoz Molina participaron en una mesa redonda. Los cuatro coincidieron en algunos aspectos, como que las tecnologías son la solución, y no el problema; que hay que pensar en el público de 2023 y que hay que acabar, como sea, con la cultura del todo gratis.

27 de junio de 2013

“El funcionamiento de los tribunales es muy importante en el tema de la propiedad intelectual”, ha considerado Carolina Pina, socia de la firma Garrigues experta en propiedad intelectual, que moderó el debate “Retos y oportunidades de la propiedad intelectual en la era digital”. En su opinión, España podría aprender del sistema británico una tutela judicial “efectiva” y una mayor flexibilidad para apoyar la innovación y el crecimiento.

“Los tribunales ingleses tienen un pragmatismo económico mayor del que tienen los españoles; los jueces ingleses aplican la ley, pero trascienden para saber las implicaciones económicas que va a tener su decisión, mientras los españoles, muchas veces, se quedan en excesivos formalismos que dificultan la tutela del derecho”, ha dicho.

“Por eso -afirma-, no es un tema solo de cambiar las leyes, sino de la falta de tutela efectiva, que se produce, por un lado por las dilaciones que tienen los procedimientos judiciales y por otro porque en España hay una serie de trabas, como el derecho a la privacidad, y otros, que acaban formando una tormenta perfecta, en lugar de ayudar al ciudadano”.

Esta experta se pronunció así tras escuchar la ponencia del asesor del primer ministro británico, David Cameron, en materia de propiedad intelectual y profesor universitario Ian Hargreaves, autor de un informe que lleva su nombre con un decálogo de recomendaciones que él asegura que, de cumplirse, impulsaría el crecimiento de su país hasta un 0,6% del PIB, unos 5,8 millones de euros, y que han sido muy valoradas por el Gobierno de Reino Unido.

Hargreaves comenzó su discurso mostrándose conocedor de la “oposición fiera” que había en España y en otras partes del mundo a las leyes de propiedad intelectual. Cuando Cameron le encargó estudiar la situación de los derechos de autor en el Reino Unido, el profesor comprendió “enseguida” que había que cambiar muchas cosas, pero “no se podía ser demasiado ambicioso” con la solución, porque otros intentos habían fracasado por el volumen inmanejable de propuestas.

Así, presentó un decálogo de recomendaciones para la elaboración de un nuevo marco normativo con asuntos tan básicos como incentivar a los creadores de contenidos y apoyarlos en la protección de sus derechos, garantizar una seguridad jurídica con límites claros y concienciar a los más jóvenes sobre el valor de la propiedad intelectual. Un marco normativo que sería “flexible en la eliminación de barreras; moderno para hacer frente a los desafíos de las tecnologías actuales y futuras, y sólido para asegurar la existencia de incentivos adecuados para los creadores y tutelares de derechos”.

A esto sumó una propuesta de licencias transterritoriales que faciliten los trámites y cubran las necesidades básicas de un mercado único europeo y un marco legislativo que controle las llamadas “obras huérfanas”.

“Hay que acabar con la cultura del todo gratis”
Para Nuria Cabutí, consejera delegada de Random House Mondadori, la necesidad más urgente es acabar con la cultura del todo gratis: “Pido a juristas y políticos que encontremos la manera de que esta situación cambie”.

Por su parte, el CEO de BRB Internacional y presidente de Diboos, Carlos Biern, acostumbrado a reconvertir la actividad de su empresa de animación, que existe desde hace 40 años, insistió en que “se puede usar la tecnología para favorecer al creador”. “Hay un desconocimiento absoluto por parte de los creadores de las herramientas que se pueden usar para sacar un beneficio económico”, afirmó, y recomendó “miras más amplias: estamos -dijo- ante un cambio de modelo”.

Por último, el escritor Antonio Muñoz Molina, que hizo un desarrollo casi filosófico de la situación, concluyó que “en este país, paradójicamente tan rico en patrimonio y con un lenguaje universal, hay muy poco respeto tanto público, como institucional, como legal, por esa fuente de riqueza” que es su enorme patrimonio.

Comentar