buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Noticias

Resolución del 'caso Svensson'

El Tribunal de Justicia europeo sentencia que enlazar a webs con contenido no autorizado es ilegal

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha sentenciado hoy que, aunque se puede enlazar a “obras protegidas que pueden consultarse libremente” en otra web sin pedir permiso a los titulares de derechos, no forma parte de dicha consideración la que no ha sido puesta a disposición del público con autorización: en ese caso se realiza un acto de comunicación pública ilícito por faltar dicha autorización. También si se rompe cualquier medida de protección tecnológica o la obra fue puesta a disposición solo para un público determinado y limitado.

13 de Febrero de 2014

TJUEintTribunal de Justicia de la Unión Europea. Foto: europa.eu

Respondiendo a una petición de decisión prejudicial planteada por un tribunal sueco, el Tribunal de Justicia europeo ha sentenciado este jueves que “facilitar enlaces sobre los que se puede pulsar y que conducen a obras protegidas constituye un acto de comunicación”, es decir, de puesta a disposición del público de una obra de tal forma que éste pueda acceder a ella, aunque no haga uso de esta posibilidad.

La sentencia del Tribunal recuerda, no obstante, que la comunicación debe estar dirigida a un público nuevo, es decir, un público que no haya sido tomado en consideración por los titulares de los derechos de autor cuando autorizaron la comunicación inicial. Y subraya que si el público de los enlaces no ha sido tenido en cuenta por el titular de los derechos de la obra, como sucede con los de las páginas de descargas, streaming o redes P2P que dirigen a contenidos pirateados, existe claramente comunicación a un público nuevo.

Así, el fallo no solo deja claro que la comunicación pública existe sino que además es ilícita, por la falta de autorización del titular, cuando una obra no ha sido puesta a disposición del público con autorización; la puesta a disposición autorizada se dirige exclusivamente a un público determinado y limitado (caso del vídeo bajo demanda o VOD); o si para posibilitar el acceso a la obra se han eludido medidas de protección tecnológica o TPM.

La Coalición de Creadores ha señalado en un comunicado que considera muy importante que se haya confirmado lo que las industrias de contenidos denuncian desde hace mucho tiempo y que podría suponer un avance determinante en la lucha contra la vulneración de los derechos de propiedad intelectual en internet. Su directora, Carlota Navarrete, señala: “Confiamos en que esta resolución del alto tribunal europeo sirva para desterrar definitivamente las dudas sobre las páginas de enlaces y podamos ver que el proyecto de reforma de la ley de propiedad intelectual que en estos días será aprobado por el Consejo de Ministros y enviado al Parlamento plantea soluciones reales para proteger con eficacia la propiedad intelectual en internet, y en este sentido se reconozca que enlazar a sitios no autorizados es ilegal”.

Y es que, como señala en su blog José Antonio Suárez, socio codirector del despacho Suárez de la Dehesa, “como el Tribunal es consciente de que en no pocas ocasiones la actividad de los operadores de enlaces permite a los usuarios acceder a obras eludiendo las medidas de restricción adoptadas por los titulares de derechos, concluye que tales usuarios son un público nuevo porque no fueron tomados en consideración por los titulares de los derechos cuando autorizaron la comunicación inicial. De ahí que, al tratarse de un nuevo acto de comunicación al público, sea necesaria la autorización de los titulares de derechos. Autorización que le corresponde obtener al proveedor del enlace”.

“A la vista de la sentencia -detalla Suárez-, y la claridad con que se manifiesta, debe concluirse que la actividad de los enlaces cuya finalidad es eludir las que el Tribunal denomina “medidas de restricción”, es claramente ilícita. Lo que no es ninguna novedad ya que, una vez más, se pone en evidencia que aquello que en la vida real es ilícito, también lo es en la vida virtual”.

“Una novedad positiva para la lucha contra la piratería”
Por su parte, uno de los abogados que ha intervenido profesionalmente en el proceso, el español Ricardo Gómez Cabaleiro, socio director de Lehmann & Cabaleiro Abogados, ofreció tras hacerse pública una breve pero útil valoración de la sentencia: “En una primera lectura podría parecer que descarta la existencia de comunicación al público en el caso de referencia, pero leyendo los argumentos de la sentencia observamos que esa conclusión se basa exclusivamente en que cabe inferir que el público de los enlaces había sido tenido en cuenta por el titular al autorizar la primera comunicación, y por tanto no era un público nuevo. De hecho subraya que de no darse tal circunstancia, sí que sería una comunicación a un público nuevo”.

“Por ello -añade-, debe entenderse que, según el Tribunal, los enlaces a contenidos no autorizados por los titulares sí que son comunicación al público, en el sentido de a un público nuevo. Por lo demás el TJUE deja claro que los enlaces pueden servir para propiciar un acto de comunicación al público de la obra enlazada, por más señas de puesta a disposición del público, en el sentido del art. 3.1 de la Directiva, sin perjuicio de que, según las circunstancias, ese acto de comunicación no lo sea a un público nuevo y por tanto no determine una vulneración (ver en particular los razonamientos de los apartados 20-25 y 31)”.

“En conjunto creo que es una novedad positiva para la lucha contra la piratería, pues evidentemente los enlaces respecto a los que urge desterrar cualquier apariencia de licitud son los que dirigen a fuentes no autorizadas”, concluye Gómez Cabaleiro.

“El principal problema que generará esta sentencia es de comunicación”
También el abogado Andy Ramos ha analizado la sentencia en su blog Interiuris: “Desde un punto de vista más práctico ¿qué enlaces necesitarían autorización, al ser actos de comunicación pública hacia un público nuevo, no pretendido inicialmente por el titular de derechos? Creo que la respuesta es más o menos clara: todos aquellos que dirijan hacia obras o prestaciones puestas a disposición sin autorización, o aquellos que permitan acceder a las disponibles con autorización, a un grupo de personas diferente al previsto por el titular. Por tanto:

NO Requieren autorización:
· Enlaces hacia obras disponibles libremente (y con autorización) en Internet (ej: un artículo de un periódico, un blog, una película gratis en Wuaki o servicio legítimo, etc.).
· Enlaces hacia obras disponibles con restricción en Internet, siempre que el enlace no eluda dicha protección, ya que el público seguirá siendo el mismo (los subscriptores de la página o servicio) (ej: enlaces hacia Spotify, artículos de Orbyt, iTunes, Filmin, Wuaki, etc.).

Requieren autorización:
· Enlaces hacia obras puestas a disposición en otra web sin la autorización de los titulares de derechos (ej: en cyberlockers, redes P2P, etc.), porque son un público nuevo, no pretendido inicialmente por los titulares de derechos (punto 24 y 31 de la sentencia).
· Enlaces hacia obras disponibles con restricción en Internet, cuando eluden la protección y permiten el acceso directo a la obra (lo cual, además, podría ser una infracción del artículo 160 LPI, sobre medidas tecnológicas de protección)”.

Ramos introduce a continuación una lúcida reflexión: “El principal problema que generará esta sentencia, al menos en un primer momento, es de comunicación ya que la mayoría de las personas (incluyendo periodistas) se limitará a leer las conclusiones de la última página que, de manera desafortunada, dicen:

[el concepto de comunicación pública de la Directiva] debe interpretarse en el sentido de que no constituye un acto de comunicación al público, a efectos de dicha disposición, la presentación en una página de Internet de enlaces sobre los que se puede pulsar y que conducen a obras que pueden consultarse libremente en otra página de Internet.

Que está dando absurdas conclusiones periodísticas como las siguientes (El Mundo):

“El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha contestado a una importante cuestión prejudicial en la que establece que se puede enlazar legalmente a cualquier contenido ‘abierto’ en Internet. Esto incluye, por ejemplo, los enlaces a descargas, a archivos P2P o a contenidos de páginas de información gratuitas.”

[Actualización 17:40. El Mundo rectifica: “Esto incluye, por ejemplo, determinados enlaces a descargas o a contenidos de páginas de información gratuitas“]

Cuando, si leemos los puntos 31 y 32 de la sentencia, no podemos llegar a esa conclusión. Les va a costar a los titulares de derechos transmitir correctamente la sentencia, excepto en aquello que afecte favorablemente a los editores de periódicos.

En resumidas cuentas, una sentencia controvertida, que introduce algunas dudas conceptuales (sobre el propio acto de enlazar), y que traerá cierta inseguridad, al exigir, implícitamente, que quien enlace compruebe con anterioridad la licitud del contenido enlazado, pero que permitirá actuar directamente contra los que enlazan a contenido facilitados de forma ilícita por terceros, al dirigirse a un público nunca pretendido por los titulares de derechos”.

Puedes consultar la sentencia haciendo clic aquí.

Comentar




  • Adepi informa

    • Las entidades esperan que los importes establecidos, por debajo de la media europea, se ajusten durante el desarrollo reglamentario del nuevo sistema

      España recupera el modelo europeo de compensación por copia privada

      El Gobierno ha aprobado este lunes el Real Decreto-ley que recupera el modelo de copia privada, vigente en toda Europa, que carga la compensación equitativa a los importadores y fabricantes de equipos, aparatos y soportes de reproducción.

  • Glosario

    • Autor (sujeto de los derechos de autor). Persona natural que crea alguna obra literaria, artística o científica. Son objeto de propiedad intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro. La propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación.
    • Bien inmaterial. Las obras protegidas por el derecho de autor son bienes inmateriales, pues la ley las considera independientemente del soporte material sobre el que se hayan plasmado (papel, CD, vinilo, soporte magnético, lienzo, etc.), aunque éste sea muy importante para su difusión y explotación.
    • Copia privada. El conocido como “derecho de copia privada” es en realidad, más que un derecho, la limitación al derecho exclusivo que la ley concede al autor y al propietario de contenidos a hacer copias de ellos. Permite a una persona realizar una copia del original de una obra, al que haya tenido acceso legítimamente, para uso privado sin ánimo de lucro.
    ver completo