buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Mercado

Apple ultima una plataforma de streaming musical

Apple prepara el lanzamiento de un servicio de streaming musical y ha puesto al frente del proyecto a Trent Reznor, el que fuera líder de la banda Nine Inch Nails, según informa la prensa estadounidense. Reznor era el director creativo de Beats, una compañía que Apple adquirió el año pasado. Beats es muy conocida por su línea de auriculares, pero también tiene un servicio de streaming para música en el que destacan las listas de reproducción creadas por expertos.

27 de marzo de 2015

El gigante de Cupertino planea dar un vuelco a su estrategia en el negocio musical y lanzar un servicio de «streaming», según adelanta The New York Times. Este tipo de servicios han arañado una buena cuota de mercado y parece que lo seguirán haciendo en el futuro. Ofrecen música en tiempo real en el ordenador o en dispositivos portátiles. Normalmente, dan la opción de una suscripción mensual o de acceder gratis a la música, pero con anuncios publicitarios y con escasa flexibilidad para elegir la canción que se quiere escuchar.

Hasta ahora, Apple había trasladado el modelo tradicional de la industria discográfica –pagar por un álbum o una canción- al entorno de internet a través de iTunes Store, pero la tendencia de futuro parece ser otra: los ingresos por descargas el año pasado, según la Asociación de la Industria Discográfica de América, cayeron un 8,5% respecto al año anterior, hasta los 2.600 millones de dólares, mientras que el streaming ascendió hasta los 1.870 millones y superó por primera vez a la venta de CD.

Junto con la nueva plataforma de streaming, Apple buscará conseguir lanzamientos exclusivos, como el que logró en diciembre de 2013 con el álbum de Beyoncé. La tercera pata de su estrategia era conseguir un servicio de streaming más barato que el de la competencia, pero no lo logró. Según la versión hecha pública por el rotativo estadounidense, Apple presionó infructuosamente a las discográficas para que rebajaran el precio de los derechos de reproducción para conseguir una suscripción de 8 dólares al mes. Spotify y otras plataformas, como Rhapsody o Rdio, cobran 10 dólares al mes a sus suscriptores.

Comentar