buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Destacamos

Antonio Fernández, director general de Adepi

"La gestión colectiva, garantía de sostenibilidad y pluralidad"

“Al hilo del lema elegido por la OMPI para este año, “Creatividad digital: reinventar la cultura”, la Asociación para el desarrollo de la propiedad intelectual (Adepi) quiere reivindicar el importante papel que juegan las entidades de gestión de derechos, tanto por representatividad y legitimidad como por su labor, en el desarrollo y sostenibilidad de un sector cultural que, más que nunca en el entorno digital, deben basarse en la independencia creativa y la pluralidad”.

27 de abril de 2016

[…]

“Con mucha frecuencia se olvida que el reparto a los titulares de derechos de propiedad intelectual es la principal razón de existir de las entidades, como asociaciones que defienden y gestionan intereses de un colectivo. La recaudación es el medio y la gestión colectiva es el instrumento, pero el verdadero y único objetivo es el reparto.

Sin embargo, esto suele omitirse en el debate político, como también que otra de las funciones esenciales de la gestión colectiva es fortalecer a todos esos titulares de derechos de propiedad intelectual que, en la realidad del día a día, tienen siempre la posición más débil en las negociaciones con las empresas que se lucran explotando sus obras.

Una excesiva fragmentación de la gestión colectiva, que por un criterio de rentabilidad económica solo beneficiaría a los grandes tenedores de derechos, perjudicaría a los pequeños. Es decir, la gestión colectiva garantiza la defensa de los intereses de todos y cada uno de los titulares de derechos de propiedad intelectual, independientemente de su popularidad y éxito, y posibilita la implementación de nuevos negocios basados en la explotación de contenidos, a los que facilita el acceso al repertorio evitando que grandes grupos internacionales les pongan barreras de entrada”.

[…]

Extracto del artículo publicado en el diario El Mundo el 26 de abril de 2016.

Puedes leer el artículo completo aquí.

Comentar