buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Reportaje

Los suscriptores de servicios online pueden acceder desde cualquier país de la UE

Entra en vigor la portabilidad europea de contenidos

El 1 de abril entra en vigor la norma comunitaria sobre portabilidad. Esta nueva regulación permite a los suscriptores de plataformas online de contenidos acceder a los mismos desde cualquier Estado miembro y no solo en el país de contratación. La medida garantiza la igualdad de acceso a los servicios contratados de música, libros, películas, series o videojuegos desde el extranjero cuando los consumidores se encuentren temporalmente en otro Estado (de vacaciones o por necesidades laborales o formativas).

23 de marzo de 2018

Desde el 1 de abril todos los europeos pueden utilizar plenamente sus abonos a servicios en línea de películas, deportes, libros electrónicos, juegos de vídeo o música cuando viajen por la UE. Se trata de la primera medida relacionada con la modernización de la normativa sobre derechos de autor de la UE propuesta por la Comisión en la Estrategia para el Mercado Único Digital. A este respecto, los prestadores de estos servicios no requerirán de la autorización de los titulares de derechos para facilitar el acceso temporal a las obras en el extranjero, sino que es suficiente obtener el permiso para operar en el Estado miembro de residencia del abonado.

Según detalla el texto aprobado, los proveedores de servicios de contenidos online como Netflix, MyTF1 o Spotify verificarán el país de residencia del abonado utilizando medios como los datos de pago, la existencia de un contrato de internet o comprobando la dirección IP. Todos los proveedores que ofrecen servicios online de contenidos de pago tienen que ajustarse a las nuevas normas. Los servicios prestados sin que medie pago (como los servicios online de televisión o radio públicas) tienen también la posibilidad, si así lo deciden, de ofrecer la portabilidad a sus abonados.

En España, por ejemplo, los clientes de servicios de TV como Movistar o Vodafone pueden acceder a sus plataformas en el resto de los países de la UE. Este Reglamento —de obligado cumplimiento para los miembros de la UE— especifica, sin embargo, que los usuarios no pueden contratar un servicio prestado en otro Estado ni acceder a los contenidos que solo se oferten en el país de destino.

Estas nuevas normas sobre portabilidad se ajustan a las nuevas maneras en que los europeos disfrutan de los contenidos culturales y de entretenimiento. En 2016, el 64 % de los europeos utilizó internet para jugar o descargar juegos, películas o música. Y lo hicieron cada vez en mayor medida a través de dispositivos móviles. En un estudio realizado en 2015, uno de cada tres europeos manifestaba desear la portabilidad transfronteriza. Para los jóvenes, esta posibilidad es aún más importante. La mitad de las personas de edad comprendida entre 15 y 39 años consideraban importantes la portabilidad y el acceso al servicio al que se hayan abonado cuando viajen por Europa.

En diciembre de 2015, la Comisión Europea propuso un Reglamento para ampliar el acceso a los contenidos online de quienes se desplacen dentro de la UE. El Reglamento, que tras algunos ajustes de calendario entra en vigor el próximo 1 de abril, afecta a los servicios de contenidos online en los que resulta más pertinente la aplicación de las normas sobre derechos de autor. Puede tratarse de plataformas de vídeo a la carta (Netflix, HBO Go, Amazon Prime, Mubi, Chili TV), servicios de televisión en línea (Viasat’s Viaplay, Sky’s Now TV, Voyo), servicios de música en streaming (Spotify, Deezer, Google Music) o mercados online de videojuegos (Steam, Origin).

Comentar