buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Noticias

El ministro José Guirao anunció “la aprobación de una normativa de compensación por copia privada completamente homologable a la de países de nuestro entorno”

El Ministerio de Cultura velará por una gestión colectiva basada en la ausencia de discriminación, la equidad y una gestión "libre de la influencia de los usuarios"

La primera comparecencia de José Guirao ante la Comisión de Cultura del Congreso, el jueves 12 de julio, facilitó a los diferentes grupos parlamentarios la primera toma de contacto con el posicionamiento político respecto a la protección y desarrollo de la propiedad intelectual del nuevo ministro de Cultura y Deporte, quien abordó la materia en tres ocasiones durante su intervención y brindó, a pesar del carácter general de la misma, algunos titulares.

13 de julio de 2018

 

En el ámbito de la protección de la propiedad intelectual juegan un papel fundamental las entidades de gestión de derechos, más si cabe en el entorno digital, donde la necesidad de administrar los derechos de manera global, rápida y efectiva se multiplica de manera exponencial.

Está en fase de tramitación parlamentaria la trasposición de la directiva sobre gestión colectiva. Este ministerio se pone ya a disposición de sus señorías para poder finalizar una regulación que siente definitivamente las bases en España para contar con un sistema de gestión colectiva eficaz, transparente y ejemplar.

España no puede permitirse otra cosa.

Los principios que rigen la gestión colectiva desde sus orígenes y que recoge nuestra Ley de Propiedad Intelectual de manera clara exigen que esta se ejerza en todo momento sobre la base de la solidaridad entre los titulares, la ausencia de discriminación, la equidad, y la gestión libre de la influencia de los usuarios. El ministerio va a velar porque dichos principios se respeten en todo momento, con el objetivo de que los creadores y demás titulares de derechos cuenten con todas las garantías necesarias para una correcta administración de esos derechos, incluido el derecho a ceder libremente los mismos a aquellos autores que así lo deseen”.

 

 

Los derechos de autor y los derechos conexos constituyen la base de las industrias culturales. Son una conquista de la Europa ilustrada y una valiosa seña de identidad de nuestro viejo y joven a la vez continente. Se nutren de los mismos valores que configuran los derechos humanos y debemos por tanto protegerlos sin fisuras.

El derecho de autor nació con la imprenta, y desde sus orígenes no ha hecho más que evolucionar y transformarse para seguir garantizando la libertad de pensamiento y de creación tan necesaria e intrínseca a la naturaleza artística. Estamos viviendo una revolución tecnológica; sí, es verdad, pero una vez más el derecho de autor tiene que adaptarse a la nueva realidad. Ya lo ha hecho en parte, lo sigue haciendo y desde el ministerio impulsaremos las reformas necesarias para que lo siga haciendo continuamente.

En este sentido, el mayor reto que tenemos en estos momentos es aprobar la nueva directiva de derechos de autor en el mercado único digital que se está debatiendo en Bruselas. La posición del ministerio aquí será de continuidad con la que España ha defendido hasta ahora.

Hoy en día, existe un desequilibrio en el mercado digital que favorece de manera injustificada a las grandes plataformas que comparten contenidos frente a los titulares de derechos y que perjudica gravemente con ello la diversidad cultural además de distorsionar el mercado de contenidos digitales.

Debemos corregir esto para sentar las bases de un mercado digital único europeo que permita a todos los actores, titulares de derechos, usuarios y consumidores, contar con un marco regulatorio claro, transparente y justo, que corrija la deficiente situación actual.

España es una potencia cultural y como tal tiene un papel muy importante que jugar en la Unión Europea. Las industrias culturales y creativas son una fuente de ingresos económicos y de empleo de calidad fundamental para nuestro país y para la Unión Europea. Desde el ministerio potenciaremos todas las políticas en el ámbito de la Unión Europea que permitan reforzarlas”.

 

 

“Como última cuestión, dentro del ámbito de los derechos de propiedad intelectual, señalaré la voluntad del Ministerio de por una parte seguir avanzando en la lucha contra la piratería, ámbito indispensable para la protección de la cultura, y por otra parte de culminar la aprobación de una normativa de desarrollo en materia de compensación por copia privada que permita que esta regulación se aplique en España de forma estable y completamente homologable a la de países de nuestro entorno”.

Comentar