buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Adepi informa

Elecciones generales: diez medidas para el sector cultural

La Asociación para el desarrollo de la propiedad intelectual (Adepi) formula a los partidos políticos que concurren a las próximas elecciones diez propuestas para garantizar la sostenibilidad del sector cultural.

11 de marzo de 2019

#cultura28A

Decálogo de propuestas de Adepi

1. Mantener el Ministerio de Cultura como ministerio independiente, dedicado en exclusiva a potenciar y proteger a un sector que aporta el 4 % al PIB español, emplea a más de 500.000 profesionales y es internacionalmente competitivo y estratégico para el desarrollo económico de nuestro país, su cohesión social y su proyección internacional. La calidad, variedad y atractivo de la cultura española nos sitúa en un lugar preferente y muy bien valorado en todo el mundo y ha hecho de España una potencia cultural.

2. Crear la Dirección General de Propiedad Intelectual dotada de los medios tecnológicos y recursos humanos necesarios, con capacidad orgánica y funcional para organizar la acción de Gobierno en todas las competencias relacionadas con regulación, seguimiento y promoción de la propiedad intelectual, verdadera clave de bóveda que protege a la comunidad creativa y garantiza una relación justa y más eficiente con los millones de usuarios que utilizan obras, interpretaciones y producciones, para desarrollar una oferta cultural que está en el ADN de nuestro país.

3. Completar la homologación europea del modelo de compensación por copia privada pendiente de desarrollo y avanzar también en la homologación del nivel de retribución de otros derechos de gestión colectiva obligatoria. Los importes provisionalmente asignados por copia privada así como también los recaudados por otros derechos de gestión colectiva obligatoria están claramente por debajo de la media de la Unión Europea. No tiene sentido que teniendo ámbitos normativos homologables en toda Europa y muy parecidos hábitos de comportamiento que los consumidores franceses, alemanes o italianos, España esté a la cola en importes de compensación por copia privada y de la retribución pagada por los usuarios por otros derechos de gestión colectiva obligatoria.

4. Liderar el consenso para un Pacto de Estado por la Cultura y publicación de un Libro Blanco. Es muy necesario lograr un Pacto de Estado por la Cultura que garantice el equilibrio en el acceso a la cultura entre ciudadanos, titulares de derechos y usuarios de las diferentes obras y prestaciones, basado en la gestión colectiva de derechos como sistema democrático, solidario, europeo, transparente y eficiente, impidiendo que un mercado que es también garantía de diversidad y de pluralidad cultural sea sometido a tensiones fruto de una posición dominante debida a una desproporcionada concentración de operadores. En el marco de dicho Pacto de Estado es necesario abrir un debate participativo, transparente y ordenado que tenga en cuenta todas las experiencias internacionales, a fin de publicar un Libro Blanco del sector cultural y de las industrias culturales y creativas que siente las bases para que la aún pendiente reforma integral de la Ley de Propiedad Intelectual cuente con el máximo consenso político como punto de partida.

5. Impulsar la tramitación urgente de las medidas legislativas necesarias para el pleno desarrollo de un Estatuto del Artista que introduzca la seguridad jurídica y facilite las gestiones, reduciendo las cargas administrativas. En la actualidad existen muchas dudas en la aplicación normativa a las actividades culturales (régimen fiscal o de Seguridad Social dudoso y cambiante, cambios de criterio administrativo aplicados con efecto retroactivo, etc), o una maraña de regulaciones y normas nacionales, autonómicas y locales que se superponen y a veces obligan a duplicar o incluso triplicar trámites administrativos prácticamente idénticos. Esto frena el desarrollo del potencial de creación, interpretación y producción, y por todo ello resulta imprescindible revisar, actualizar y simplificar las diferentes normativas reguladoras y sus trámites de aplicación.

6. Mejorar la financiación y la fiscalidad empresarial para la inversión en proyectos culturales para, junto al refuerzo en los Presupuestos Generales del Estado para la Cultura, desarrollar nueva legislación de patrocinio y mecenazgo. Buscar nuevos mecanismos que garanticen unos incentivos fiscales diferenciados que estimulen la inversión. Hay que reducir la enorme brecha que existe con el marco de fomento de la inversión existente en otros países.

7. Establecer un IVA cultural mínimo impulsando una política activa para implementar, en todas las áreas de actividad del sector cultural, un IVA reducido o superreducido.

8. Promover el desarrollo y firma de acuerdos de autorregulación contra la piratería en los que participen todos los actores implicados, desde las diferentes administraciones y los titulares de derechos hasta anunciantes, proveedores de servicios de internet (ISP), operadores de las diferentes redes de telecomunicaciones e intermediarios como medios de pago y buscadores de internet.

9. Dotar a la Sección Primera de la Comisión de Propiedad Intelectual del necesario presupuesto operativo. Es imprescindible que este órgano cuente con un presupuesto adecuado y esté dotado de los recursos humanos, técnicos y de subcontratación de todos los estudios necesarios. Es fundamental reducir los plazos en la tramitación de los procedimientos y que la Sección Primera de la CPI cuente con la máxima información para la adopción de resoluciones.

10. Impulsar planes de formación, comunicación y sensibilización, con un posicionamiento contundente en la defensa de la propiedad intelectual y respeto a la creación cultural. Estos planes deben promover en colaboración con las industrias culturales la creación de un “bono cultural” que funcione como un incentivo al consumo de oferta legal de los contenidos culturales entre nuestros jóvenes, un modelo ya implementado con éxito en países de nuestro entorno como Francia e Italia.

Puedes descargar este decálogo haciendo clic aquí.

Comentar