buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Reportaje

28 de abril de 2020

Entra en vigor el Tratado de Beijing, que reconoce los derechos de los actores a nivel mundial

El 28 de abril de 2020 se convierte en un día histórico para los actores y actrices del mundo entero. Esta fecha representa la entrada en vigor del Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales, que atribuye derechos morales y patrimoniales de naturaleza intelectual a los actores y pasa a reconocerlos como creadores de primer orden. El tratado, que toma su nombre de la capital china, donde fue adoptado el 24 de junio de 2012, pasa a disfrutar de vigencia internacional tras haber superado el pasado 28 de enero las 30 ratificaciones que requiere la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la oficina de la ONU para la materia. AISGE y el resto de entidades iberoamericanas celebran la fecha como “hito histórico” y recuerdan que coincide con el momento de mayor consumo audiovisual.

28 de abril de 2020

Este martes se cumplen tres meses desde que el Tratado de Beijing alcanzó las 30 ratificaciones o adhesiones necesarias para su entrada en vigor, por lo que desde este momento pasa a desplegar todos sus efectos. Todo ello coincide con un momento de especial necesidad para los artistas, especialmente golpeados por los efectos económicos del COVID-19 a la vista de que los cines, sets de rodaje y teatros fueron los primeros en cerrar y serán de los últimos en abrir. Y ello, al tiempo que durante el confinamiento se dispara el consumo de contenidos audiovisuales a través de televisión y plataformas digitales, sin que en la mayor parte de los casos los actores obtengan rendimiento económico alguno.

Latin Artis, la federación de entidades de gestión iberoamericanas de la que forma parte AISGE, ha trabajado durante esta última década para la exitosa adopción del Tratado y logró recabar el respaldo de la inmensa mayoría de actores y actrices del mundo. Algunos de ellos, como el español Javier Bardem, llegaron a desplazarse a Ginebra para defender la necesidad de contar con un tratado internacional que reconociera y protegiera sus derechos. “El Tratado de Beijing es lo más importante que nos ha pasado a los actores desde la invención del cinematógrafo”, declaró el año pasado el propio Bardem.

En parecidos términos se pronunciaron también artistas de la repercusión internacional de Meryl Streep, Antonio Banderas, Sonia Braga o Eugene Levy, que participaron en un vídeo coordinado y elaborado por Latin Artis y la Federación Internacional de Actores (FIA), y proyectado durante la Conferencia Diplomática de Beijing.

Tras aquella adopción, en 2012, Latin Artis y sus miembros han contribuido intensamente a la promoción del Tratado para sumar el mayor número de ratificaciones. El objetivo era no ya solo su pronta entrada en vigor, sino una implementación universal que garantice a actores y actrices de cualquier lugar del mundo el reconocimiento y protección de sus derechos allá donde sus interpretaciones sean explotadas. Además de actividades en todos los países representados por Latin Artis, desde seminarios a talleres o reuniones multilaterales con representantes sectoriales, gubernamentales o legislativos, se han organizado cada otoño junto a la OMPI los distintos Foros Iberoamericanos sobre Interpretaciones Audiovisuales.

Tras superar con éxito las dos primeras fases –adopción y entrada en vigor–, queda ahora una tercera y más decisiva, la de implementación del Tratado en las distintas legislaciones nacionales. Esta traslación servirá para aplicar el principal objetivo que ya determinaba el primer párrafo del preámbulo: “Desarrollar y mantener la protección de los derechos de los artistas intérpretes o ejecutantes respecto de sus interpretaciones o ejecuciones audiovisuales de la manera más eficaz y uniforme posible”.

La eficacia y uniformidad adquieren una relevancia especial con el advenimiento de los nuevos modelos de televisión interactiva o a la carta, liderados por grandes plataformas como Netflix, HBO, Amazon Prime, Hulu, Disney+, Movistar+ y otras, que ofrecen sus grandes catálogos de contenidos audiovisuales con carácter simultáneo en todo el planeta. La implantación del Tratado de Beijing permitirá a actores y actrices del mundo entero reclamar sus derechos en todos aquellos países en los que sus interpretaciones sean objeto de explotación. Y ello, junto con el desarrollo de una gestión colectiva transparente, rigurosa, profesional y solidaria, permitirá una mejoría sustancial, justa y necesaria, de las condiciones socio-laborales y familiares de los actores y actrices del mundo entero.

“El Tratado de Beijing llega con retraso, pero es muy oportuno para que el actor pueda participar económicamente de la explotación de su trabajo”, añadió en sus declaraciones de finales de 2019 el actor Javier Bardem. En este sentido, el secretario general de Latin Artis, el español Abel Martín Villarejo, agrega: “Cuando un artista crea un personaje y lo actúa ante la cámara, está contribuyendo de manera extraordinaria al enriquecimiento cultural, social y económico de un país, una región y la humanidad en su conjunto”. A su juicio, el arte de la actuación de personajes audiovisuales “se ha erigido en las últimas décadas en el bien cultural y económico más demandado por los ciudadanos de todo el mundo”, hasta el punto de que todos los modelos de negocio audiovisual (cinematográficos y televisivos) pivotan sobre los contenidos de ficción.

AISGE y las demás entidades integrantes de Latin Artis han coincidido en aprovechar esta fecha, “que marca un hito histórico”, para felicitar a todos los actores y actrices del mundo y “agradecer públicamente su trabajo y compromiso a todos los que hicieron este Tratado posible, en particular al director general de la OMPI, Francis Gurry”.

El pronunciamiento de Latin Artis agrega: “Los actores de todo el mundo queremos agradecer y felicitar a todos los países que ya son parte del Tratado de Beijing mediante su ratificación y animar a todos aquellos que aún no lo han ratificado para que lo hagan cuanto antes. Así podrán beneficiar a los actores y demás creadores, ciudadanos, industrias y cultura de sus respectivas naciones con todos los efectos positivos que aporta tan importante instrumento internacional”.

 

Este artículo fue publicado el 27 de abril de 2020 en el sitio web de AISGE.

Comentar