buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Revista de prensa

El País, 28 de enero de 2011
Fernando Savater

"Los colegas de Mad Max"

«Nos dicen muy ufanos que quienes pretenden proteger la propiedad intelectual con la ley Sinde o cualquiera de sus variantes tienen perdida la batalla de la opinión pública. ¿Por qué será? En primer lugar, desde luego, porque nos gusta coger sin pagar: si los Rolex pudieran bajarse de Internet, nadie pisaría una relojería. Después, muchos guardan un inconfesable rencor a los artistas, gente que cobra por hacer lo que les gusta. ¡Que trabajen aperreados como los demás o que se jodan!»: es un fragmento del artículo que publica hoy Fernando Savater en la Tribuna de El País.

28 de enero de 2011

«Si todos tuviésemos buena voluntad, nos coordinaríamos sin coacción ni sanción. No hay generación que no haya apetecido ese día sin Gobiernos ni leyes. Después, hartos de esperar, esos mismos aprenden a contentarse con Gobiernos menos malos y leyes mejores».

[…]

«Nos dicen muy ufanos que quienes pretenden proteger la propiedad intelectual con la ley Sinde o cualquiera de sus variantes tienen perdida la batalla de la opinión pública. ¿Por qué será? En primer lugar, desde luego, porque nos gusta coger sin pagar: si los Rolex pudieran bajarse de Internet, nadie pisaría una relojería. Después, muchos guardan un inconfesable rencor a los artistas, gente que cobra por hacer lo que les gusta. ¡Que trabajen aperreados como los demás o que se jodan! Más complejos -y con mayores complejos- están los artistas no rentables, que prefieren renunciar a cobrar con tal de saber que Pérez-Reverte o Alejandro Sanz perderán millones».

[…]

Puedes leer el artículo completo aquí.

6 comentarios

  1. viernes, 28 de enero de 2011 | 16:32Federico

    Gracias Fernando por tu lucidez, tu valor y tu talento.

  2. viernes, 28 de enero de 2011 | 16:42Javier Losada Calvo

    Enhorabuena, excelente dentro de los excelentes ejemplos. Mis felicitaciones dobles, por el contenido y por la excelente redacción.

  3. sábado, 29 de enero de 2011 | 14:15Jose Luis

    Pero vamos a ver: – Los del cortijo no eran los señoritos, si andaluces o extremeños todavía más autenticos. – Me echo a temblar: el abuso de menores, el terrorismo, los apaches cabalgan de nuevo, Mel Gibson,… el apocalipsis virtual, vamos directos a la Matrix (por cierto que lujo poder saltar de edificio en edificio , esquivar balas, … y ¡sin tocar el teclado!). – Eso sí creadores, creadores, los que tenemos carnet y las bendiciones del consejo de ancianos (que esto si que no es un dogma). Ah! para saber la hora no necesito un Rolex de cuarto de kilo en mi muñeca, me vasta mirar en mi supertelefono movil conectado al servicio de Internet que pago religiosamente a mi proveedor, y lo mismo mi movil cuesta lo que un Rolex.

  4. lunes, 31 de enero de 2011 | 16:44arcu

    José Luis, Tú mismo te echas tierra encima, al decir que pagas por tu ordenador, por tu móvil, por tu conexión, que -no lo olvides- son trabajos que pagas a compañías, pero te niegas a pagar contenidos protegidos que también tienen dueño… ¿No es contradictorio? Gracias Fernando Savater por tu lúcido artículo.

  5. lunes, 31 de enero de 2011 | 17:55Jose Luis

    Perdona arcu: ¿porque supones que no pago esos contenidos que tienen dueño? ¿donde he dicho que estoy en contra de la propiedad intelectual y de los derechos?

  6. lunes, 31 de enero de 2011 | 18:11Jose Luis

    de autor? A mi lo que me parece es que la lucidez que usted lee en el artículo de Fernando Savater no es tal, es más bien desconocimiento del tema: ¿conoce usted alguna vanguardia neoleninista que se quiera apoderar de la red? ¿como se puede defender el trabajo de un creador diciendo esto: «… muchos guardan un inconfesable rencor a los artistas, gente que cobra por hacer lo que les gusta. ¡Que trabajen aperreados como los demás o que se jodan!»? Esto que es todos contra los artistas, ¡ja!. Savater piensa sobre la Internet desde criterios, digamos, análogicos y ese es el error.

Comentar