buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Opinión

Revista de prensa
El Mundo, 7 de julio de 2011
Ramón Arcusa

"Sobre Bautista y la SGAE"

«[…] Quiero romper una lanza en favor de Teddy Bautista, y defender mi creencia en la presunción de inocencia, porque muchos ya lo han juzgado y condenado. Conozco personalmente a Teddy, le considero una persona muy inteligente, y le creo incapaz de permitir la chapuza de esa ingeniería societaria que algún día tendría que acabar mal. Teddy regeneró la SGAE, la puso a la altura que está hoy y ha sido refrendado por los socios durante décadas por su magnífica gestión, la última hace pocos días». El cantante y compositor Ramón Arcusa reflexiona sobre el tratamiento mediático de la operación Saga en una carta al director publicada hoy en el diario El Mundo.

7 de julio de 2011

«Sr. Director:

Muchos autores estamos consternados por el tratamiento que los medios dan en general a la SGAE, incluyendo titulares, editoriales y artículos de opinión y chistes de gran demagogia. Parece que hay un linchamiento generalizado de una sociedad que ha escuchado interesadamente más a los piratas profesionales –como se hace llamar pomposamente la Asociación de Internautas–, que al sentido común, en una subversión moral de la que deberíamos avergonzarnos: los piratas nos dan lecciones de moralidad. La eficiencia en la gestión se traduce en voracidad, y en un totum revolutum, todo el mundo aplaude: los 100.000 autores son poco menos que unos desalmados delincuentes.

La SGAE es una sociedad seria, con más de 100 años de antigüedad. Es, en esencia, similar a otras en países desarrollados y recauda exactamente de la misma manera, y en algunos casos con más presión: pregunten en las peluquerías francesas. Que haya habido a lo largo de su historia gentes que, arrimándose al dinero, han querido beneficiarse ilícitamente, es algo que puede ocurrir en todas partes. Que caiga sobre ellos el peso de la ley, ya que los primeros perjudicados en este asunto somos los propios autores y los honestos empleados. Y convendría no equivocarnos: no porque unos cuantos delincan, se va a suprimir la Ley de Propiedad Intelectual, ni el derecho de los creadores de libros, películas o música. Ni la SGAE va a desaparecer, como muchos desearían. Curiosamente, los medios dan más voz a algunos –por cierto poco representativos– autores perdedores por mayoría absoluta que a los que han defendido la continuidad de la gestión. ¿No habíamos quedado en que la democracia era así, que gana la mayoría?

Por último, quiero romper una lanza en favor de Teddy Bautista, y defender mi creencia en la presunción de inocencia, porque muchos ya lo han juzgado y condenado. Conozco personalmente a Teddy, le considero una persona muy inteligente, y le creo incapaz de permitir la chapuza de esa ingeniería societaria que algún día tendría que acabar mal. Teddy regeneró la SGAE, la puso a la altura que está hoy y ha sido refrendado por los socios durante décadas por su magnífica gestión, la última hace pocos días.

Ramón Arcusa».

Comentar