buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Noticias

26 de abril, Día Mundial de la Propiedad Intelectual

Los creadores reivindican la gestión colectiva de sus derechos como garantía para la independencia y pluralidad de la cultura europea

Con motivo del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, autores, artistas, editores y productores reivindican la gestión colectiva de los derechos de propiedad intelectual como garantía para la independencia y pluralidad de la cultura europea.

26 de abril de 2021

La escritora, profesora y académica Carme Riera comienza destacando que “la Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce la propiedad intelectual como un derecho fundamental”, para que a renglón seguido la cantautora Rozalén recuerde que “cada 26 de abril celebramos el Día Mundial de la Propiedad Intelectual para recordar el papel que juega en el fomento de la innovación y la creatividad”.

En el vídeo, además de Carme Riera y Rozalén, intervienen Emilio Gutiérrez Caba, actor y presidente de AISGE; Luis Cobos, músico, director de orquesta y presidente de AIE; el director y la directora de cine Benito Zambrano e Isabel Coixet; la cantante y compositora Merche; la actriz Cristina Plazas; el director, guionista y productor cinematográfico Gerardo Herrero; y la guionista, escritora, directora y exministra de Cultura Ángeles González-Sinde.

Todos ellos resumen en una alocución coral los valores de la gestión colectiva de derechos de propiedad intelectual (que, como destaca Merche, es “solidaria, eficiente, transparente, democrática y europea”) porque la convierten en, según detalla Luis Cobos, “una pieza clave para garantizar el equilibrio entre el acceso de los creadores a una remuneración justa y el acceso de los ciudadanos a la cultura”.

Pero, señala Emilio Gutiérrez Caba, “la cultura europea tiene hoy poderosos enemigos, que intentan deslegitimar y reinterpretar” la Directiva de derechos de autor en el mercado único digital (DAMUD) aprobada en 2019, precisamente porque, completa Benito Zambrano, “reforzó los derechos de propiedad intelectual de los autores, artistas, editores y productores”.

Prueba de ello es la presión que Google y otros servicios digitales extracomunitarios ejercen para influir en la tramitación y contenido de la futura Digital Services Act, con el declarado objetivo de desvirtuar también el artículo 17 de la Directiva DAMUD, que regula el uso de contenidos protegidos por prestadores de servicios para compartir contenidos online, algo que “Europa no debe permitir”, precisa Ángeles González-Sinde.

“La estrategia de algunos gigantes de internet no europeos se basa en desestabilizar la tramitación de nuestras normas, lo cual debilita la soberanía de la Unión Europea”, denuncia Isabel Coixet, porque, como añade Cristina Plazas, “no es democrático reducir por la puerta de atrás las responsabilidades y obligaciones de quienes obtienen enormes beneficios de la música, el cine, los libros o la prensa en internet”.

“Frente a un modelo liberalizador y sin regulación, los creadores apostamos por un sistema justo y sostenible, basado en la gestión colectiva de nuestros derechos”, apostilla Emilio Gutiérrez Caba. Porque solo así podrá desarrollarse una cultura plural, diversa e independiente, sin conflicto alguno entre titulares de derechos y ciudadanos, pese a lo que algunos gigantes de internet pretenden, porque, como concluye Merche, “sois nuestros lectores, nuestros seguidores, nuestros espectadores: la cultura se crea para vosotros, y solo cobra sentido cuando podéis disfrutarla”.

La gestión colectiva de los derechos de propiedad intelectual es democrática, eficiente, solidaria, transparente y europea. La campaña Somos Gestión Colectiva tiene la misión de promover esos valores y divulgar los beneficios de este modelo de gestión para los creadores, los usuarios de derechos y la sociedad en su conjunto, al ser el único sistema que garantiza la defensa de los intereses de todos y cada uno de los titulares, independientemente de su popularidad y éxito, y posibilita mediante la concesión de licencias la puesta en marcha y el desarrollo de negocios basados en la explotación de contenidos.

Comentar