buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Revista de prensa

ABC, 18 de febrero
Jaime G. Mora

"La reforma laboral suprime el contrato que usan los artistas sin dar alternativas"

«La «histórica» reforma laboral aprobada hace dos semanas no solo no ha tenido en cuenta las especifidades de los trabajadores de la cultura, sino que dificultará aún más su encaje laboral. La supresión del contrato de obra y servicio -el más utilizado en un sector que se caracteriza por la intermitencia- y el recargo aplicado a los contratos de una duración menor a 30 días dejan sin margen de maniobra al sector».

18 de febrero de 2022

[…]

«Cuando el Congreso aprobó por unanimidad el Estatuto del Artista, se hizo sobre la base de que había que tener en cuenta la especifidad del mundo cultural, donde muchos contratos son por días, como ocurre con los músicos o los técnicos que tienen que montar escenarios. Han pasado más tres años y cuatro ministros, y no solo es que sigan sin hacer nada, lo peor es que han legislado en contra del Estatuto del Artista», resume el senador del PP Miguel Lorenzo, que ha registrado dos preguntas escritas para que el Gobierno aclare este «disparate». La ministra de Trabajo y el ministro de Cultura, Miquel Iceta, tienen hasta el 31 de marzo, cuando acaba la moratoria prevista en la reforma, para solucionarlo.

Una veintena de asociaciones que representan a sectores como la música, el teatro, el cine o el circo ya han transmitido al Gobierno su inquietud por un problema «de una gravedad extrema». La desaparición de la obra y servicio deja al sector sin su modelo de contrato principal y la penalización prevista para los contratos inferiores a los 30 días encarecerá sensiblemente los costes. Este recargo ronda los 27 euros al día, lo que triplicaría el coste diario que existía hasta ahora. Al no contemplarse la obra y servicio, además, se impone la obligación de volver fijos los contratos de un mismo empleador que superan los 90 días. Es decir, si un actor se vincula a una producción por 92 días o un técnico acumula cuatro meses por distintos montajes en fechas separadas, la ley estipula que esos contratos deben volverse fijos. «Esto demuestra que no se tienen en cuenta las especifidades del colectivo de los artistas», lamenta Guillem Arnedo, presidente de la Unión de Músicos y portavoz de la Mesa de Federaciones de Músicos.

Más costes
Un ejemplo de este desprecio a uno de los sectores más castigados por la pandemia es que, en el recargo a los contratos por días, Trabajo sí contempló exenciones con los empleados del hogar o en la agricultura. «En cambio, no han recogido las contrataciones artística», señala Arnedo. Otra consecuencia de la reforma laboral es que, sin el contrato por obra y servicio, las indemnizaciones pasarían a ser las estándar; es decir, en lugar de 12 días por año trabajado habría que pagar 33. También podría ocurrir que, al final de un rodaje, las productoras debieran tramitar eres por el elevado porcentaje de personal que tendrían que despedir.

«Con la normativa que ahora entra en vigor, será imposible realizar contrataciones», asegura el portavoz de Cultura del PP en el Senado, Miguel Lorenzo. En la última comisión celebrada en la Cámara Alta, Lorenzo ya planteó esta cuestión a Iceta. «Tienen razón cuando dicen que en la reforma laboral no se ha tenido en cuenta el problema», respondió el ministro, y aseguró que Cultura y Trabajo ya estaban trabajando en ello. La realidad, como en tantas otras iniciativas, es que Cultura llega tarde.

El primer retraso tiene que ver con el Estatuto del Artista, un paquete de 75 medidas que contemplaban esta problemática. Apenas se han aprobado cinco. El otro compromiso incumplido es el que Iceta y Díaz asumieron en diciembre: la reforma del régimen especial laboral, que data de 1985, para incluir en él a técnicos y otras profesiones conexas a los artistas y regular sus particularidades. El Gobierno se comprometió a tener listo un borrador en enero, pero a día de hoy Trabajo no lo ha remitido a las partes implicadas. «La reforma del real decreto 1435/1985 debería recoger la necesidad de los contratos temporales -valora el portavoz de la Mesa de Músicos-, pero los plazos son muy ajustados. Estamos preocupados por si no se llega a tiempo». Una portavoz de Trabajo aseguró ayer a ABC que esperan culminar la reforma de la normativa de los años ochenta «en breve».

[…]

 

Puedes leer el artículo completo aquí.

 

Los contenidos publicados en la sección Revista de prensa del sitio web de Adepi están autorizados mediante la licencia de utilización de resúmenes de prensa número 177/20/GN/MIXTA/MXUF concedida por la entidad Cedro.

Comentar