buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Noticias

La DSA y la DMA entrarán en vigor entre 2023 y 2024

Europa aprueba la Ley de Servicios Digitales y la Ley de Mercados Digitales

El Parlamento Europeo ha aprobado la conocida como Ley de Servicios Digitales (DSA, en sus siglas en inglés) y la Ley de Mercados Digitales (DMA) para regular el poder de las multinacionales tecnológicas en el entorno online, limitando sus prácticas desleales, y exigirles una mayor transparencia y responsabilidad. La DSA ha sido aprobada con 539 votos a favor, 54 en contra y 30 abstenciones, mientras que la DMA ha contado con 588 votos a favor, 11 en contra y 31 abstenciones. Estas normas podrían entrar en vigor entre 2023 y 2024.

5 de julio de 2022

El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, ha destacado que estas nuevas normas servirán para que lo que es ilegal en el mundo físico también lo sea en el mundo digital: «Se reforzará el estado de derecho y se dará una mayor protección a los ciudadanos. La Unión Europea se convierte así en la primera jurisdicción del mundo que crea una norma para reglar el espacio digital basándonos en nuestros valores democráticos», ha enfatizado.

«La responsabilidad de las plataformas, las obligaciones contra el contenido ilícito, los productos falsos, la incitación a la violencia, los discursos de odio… Todo eso se acabó. Las plataformas ya no podrán decir eso de: «No es culpa mía, solo soy un intermediario», ha añadido Breton.

La Ley de Servicios Digitales 

La Ley de Servicios Digitales o DSA establece las obligaciones para los prestadores de determinados servicios de la sociedad de la información, que prestan servicios de intermediación, como redes sociales, mercados en línea, entre otras plataformas. Está centrada en la responsabilidad que tienen las plataformas sobre sus contenidos y sus prácticas en cuanto a publicidad personalizada y algoritmos de recomendación. Prohibirá, por ejemplo, la publicidad personalizada a perfiles de usuarios menores de edad.

Los nuevos requisitos incluyen nuevas medidas para neutralizar contenidos ilegales en línea, así como intervenir inmediatamente, respetando siempre los derechos fundamentales como la libertad de expresión y la protección de datos. También se endurecerán los requisitos de trazabilidad y de los controles a los comercios en línea, con el fin de garantizar la seguridad de los productos y servicios.

La transparencia y la rendición de cuentas de las plataformas se verán reforzadas y serán prohibidas las prácticas engañosas y de ciertos tipos de publicidad selectiva, así como interfaces engañosas o los llamados «patrones oscuros» y de toda práctica diseñada para manipular las elecciones de los usuarios.

La Ley de Mercados Digitales 

Por su parte, la Ley de Mercados Digitales o DMA introducirá nuevas normas para mejorar la competencia en el mercado digital europeo, después de que la Comisión Europea haya iniciado en los últimos años varios procedimientos sancionadores por abuso de poder y monopolio con las grandes multinacionales tecnológicas.

En el texto aprobado, Meta, además de Google, Microsoft, Apple -incluso Booking recibe una mención- son consideradas ‘gatekeepers’, guardianes de acceso figurados, pero en cierto modo también literales, que deciden quién puede participar en un mercado, ya sea porque no son compatibles con los servicios de firmas más pequeñas, ya sea porque son el navegador, buscador o aplicación de fotografía instalado por defecto e imposible de desinstalar de un equipo.

La DMA establece obligaciones para estos guardianes de acceso en el mercado digital para velar por un entorno empresarial más justo y una mayor oferta de servicios para los consumidores. Para evitar prácticas comerciales desleales, deberán permitir que terceros interoperen con sus servicios, permitir a los usuarios profesionales acceder a los datos que generan en la plataforma del guardián de acceso, promover sus propias ofertas y celebrar contratos con sus clientes, al margen de la plataforma del guardián de acceso.

Los guardianes de acceso tendrán prohibido dar un trato de favor en sus plataformas, impedir que los usuarios desinstalen fácilmente las aplicaciones o programas preinstalados o utilicen aplicaciones y tiendas de aplicaciones de terceros y, por último, tratar los datos personales de los usuarios para enviarles publicidad dirigida sin su consentimiento expreso.

La DSA será directamente aplicable en toda la UE quince meses después de su entrada en vigor o a partir del 1 de enero de 2024 (la fecha más tardía de las dos) y la DMA comenzará a aplicarse seis meses después de su entrada en vigor.

Comentar