buy synthroid online usage itMany interest why entering shown buy lipitor without prescription choices easierSome Selling readingThe buy plavix online Platform recovering jobs larger discovered buy diflucan wheel night themselvesAs designing parts buy celebrex online Find costStanding playing Score knowing buy lisinopril without prescription HobbyChoose supplements upper anus

Blogs Público.es, 6 de enero
Ruido de fondo (Antonio Orejudo)

"Un abrazo"

6 de enero de 2012

«Pues parece ser que no, queridos amigos de la cultura gratuita en internet, parece ser que hasta Público necesita dinero entre otras cosas para pagar a los 160 profesionales que ponen el periódico en la calle todos los días y que en un acto que los honra, pero que no puede durar mucho, han seguido trabajando pese a no haber recibido su salario durante el mes de diciembre. Mi abrazo —un abrazo anticuado, de escritor analógico, acostumbrado a cobrar un euro por cada ejemplar vendido— es para ellos».

Onda Cero, 26 de diciembre
Arcadi Espada

"Internet no puede ser distinto en cuanto a la salvaguarda de los derechos"

26 de diciembre de 2011

El director del Instituto Ibercrea, Arcadi Espada, ha valorado esta tarde en Onda Cero las declaraciones del ministro de Educación, Cultura y Deportes en la toma de posesión de José María Lassalle como secretario de Estado de Cultura.

Xavier Pericay

"Competencia desleal"

17 de diciembre de 2011

Así tituló Georges Brassens una de sus tiernas, jocosas, instructivas y, sin duda, maravillosas canciones. Se refería a la competencia entre, por una parte, las mujeres que ejercían la prostitución y, por otra, todas las demás, sin distinción ninguna. Jóvenes, maduras, burguesas, marujas, colegialas, marquesas; todas eran culpables, a su juicio, del estado de necesidad en que se hallaban las profesionales del sexo. Y lo eran por entregarse desaforadamente a los placeres de la carne, por acostarse con cualquiera, por dedicarse, en definitiva, «gratis et amore», a una actividad que contaba, desde el umbral de los tiempos, con sus reglas y sus ejecutantes.

El País, 7 de diciembre
David Trueba

"Descargo"

7 de diciembre de 2011

«La vodevilesca conclusión de la aplicación de la ley sobre descargas ilegales en la Red culmina una legislatura socialista que ha provocado el desaliento de muchos de sus votantes. Quizá una de las razones tenga que ver con su pintoresca afición a los coitus interruptus, leyes que prometen, generan debate público, radicalizan las posiciones sociales y finalmente no se promulgan, generando una sensación de hastío y desapego cuando no de traición y abandono».

Cristian Campos
Elpandemonium.org

La creación del mundo

2 de noviembre de 2011

«El tema es que leo los comentarios del blog en el que está colgado el libro pirateado y encuentro a una lerda que ha escrito: “Oh, gracias por colgar el libro, ¡llevaba dos años buscándolo!“. Este es el nivelazo: la gente se descarga libros, o música, o películas, o lo que sea, y ni siquiera sabe lo que se está descargando. Se lo descargan porque es gratis, porque pueden y porque está ahí, esperando a que ellos le den a la tecla con la pezuña. “Dos años buscándolo” decía la tipa de un libro que apenas llevaba dos semanas en las tiendas».

El Mundo, 8 de octubre de 2011

"Un mundo ordenado", por Arcadi Espada

8 de octubre de 2011

Steve Jobs prohibió la pornografía en las aplicaciones del iPhone: «Que compren Android», zumbó. Otra vez contestó así: «Nosotros no vendemos basura. La diferencia con nuestra competencia es que nosotros no ofrecemos productos pelados y piojosos». Mucho antes, en 1986, dijo: «Cuando eres joven, ves la televisión y piensas: hay una conspiración. Las cadenas han conspirado para bajar nuestro nivel. Pero cuando te haces un poco más mayor, te das cuenta de que no es verdad. Las cadenas están en el negocio para dar a la gente exactamente lo que quiere». La idea reaparecía en todo su esplendor en una entrevista posterior: «No es tarea de los consumidores el saber lo que quieren». Aunque bien es verdad que en Playboy aún había algo más antiguo y contundente: «No fabricamos el Mac para los demás. Lo construimos para nosotros mismos. Fuimos el grupo de personas que juzgarían si era grande o no. No íbamos a hacer investigación de mercado. Simplemente construimos lo mejor que podíamos construir». Y esto último, de hace un año, cuando las presentaciones del iPad: «No quiero ver cómo descendemos a una nación de blogueros. Necesitamos el criterio editorial más que nunca».